la mejor musica de fondo en restaurante

¿Cuál es la mejor música de fondo según mi tipo de restaurante?

En un artículo anterior sobre Neuromarketing Gastronómico comentábamos la importancia de jugar con todos los sentidos para dirigir la percepción de nuestros comensales sobre nuestros platos según la forma que más conviene a la propuesta de valor de nuestro restaurante. Hoy vamos a profundizar sobre uno de estos aspectos, y es el sonido. Más concretamente el sonido ambiente y la música de fondo para restaurantes.

Según estos estudios realizados por el profesor de Oxford Charles Spence y la profesora de Ludwig Maximilian, Ophelia Deroy, la música que escuchamos puede alterar la percepción de lo que estamos comiendo o bebiendo. Aunque las explicaciones neurológicas aún no están del todo claras, sí que se consigueron demostrar, de forma empírica, que el sonido ambiente podía llegar a tener una gran influencia en nuestra percepción del sabor.

El ambiente de tu restaurante o cafetería tiene un impacto directo en la experiencia de cliente. Y la música juega un papel importante en él, así que no te tomes la elección de esta demasiado a la ligera.

¿Cómo afecta la música ambiente al comportamiento del consumidor?

Recuerda que, al igual que el diseño y la decoración, la música afecta al estado de ánimo de tu cliente y su predisposición a entrar a tu local, quedarse más o menos tiempo, consumir más o menos productos, etc.

Según este ya conocido estudio sobre la influencia de la música en la selección de vinos, se concluyó que la música de fondo influía directamente en el número de botellas de vino francesas o alemanas vendidas en el supermercado donde se realizó el estudio. Así, si sonaba música francesa, se vendían más botellas de vinos franceses, y si sonaba música de origen Germana, se vendían más botellas Alemanas.

En este otro estudio, se reforzó la imagen «italiana» de un restaurante (sin cambiar ni un solo plato), actuando principalmente sobre elementos decorativos y, por supuesto, la música de fondo. Cuando el ambiente era más «italiano», los comensales percibían la comida más sabrosa, y la describían con mayor frecuencia como «auténtica gastronomía italiana». Cuando en realidad, la oferta gastronómica era exactamente la misma.

musica de fondo para restaurantes italianos

¿Cómo elegir la mejor música de fondo para restaurantes?

Antes de nada, debes asegurarte que tu local dispone de una acústica adecuada. Si no es el caso, el sonido de la música de fondo puede mezclarse con el alboroto de tus clientes, cuyo resultado puede ser una combinación nada agradable al oído. La música, junto con la acústica, deben permitir amortiguar el ruido del gentío.

Si hablamos de volumen, existe una teoría bastante extendida, que un volumen de música alto incrementa el número de consumiciones. Esto puede ser cierto para un bar de copas cuyo objetivo es tener a su clientela bailando y bebiendo. Si hablamos de ofrecer una buena experiencia gastronómica, no deberías hacerlo. El volumen de la música debe ser perceptible al oído de los comensales para que no pase totalmente desapercibida, pero lo suficientemente bajo para que puedan mantener una conversación sin tener que forzar la voz ni un ápice.

En cuanto a la elección de la música, para facilitarte las cosas, hemos categorizado el tipo de música que más podría adecuarse a cada tipo de restaurante.

Música de fondo para restaurantes tradicionales

Si contamos con un restaurante con una oferta gastronómica concreta, ya hemos visto anteriormente que la mejor forma es que el comensal identifique la música que escucha al tipo de comida que tiene en el plato. En este sentido la elección es muy fácil. Comida italiana, música italiana, comida india, música india, etc. Y sea del tipo que sea, siempre música relajada y tranquila.

Si a esto sumamos una excelente carta de presentación en nuestro menú, con fotografías suficientemente sugerentes y apetecibles, estaremos generando el cóctel perfecto para predisponer a nuestros comensales a tener una experiencia gastronómica inolvidable, incluso antes de llegar a probar un solo bocado.

¿Y si ofreces muchos tipos de comida en tu restaurante?

Si tu oferta gastronómica se basa en la variedad, cocina fusión o un menú muy extenso y variado que no case necesariamente con una gastronomía concreta, entonces te recomendamos que vayas a lo que nunca falla.

El profesor Charles Spences, en otro de sus numerosos experimentos, hizo a 600 voluntarios escoger entre 20 piezas musicales que querrían escuchar mientras cenaban comida que les llevarían a domicilio. Los comensales debían decidir, de entre estas 20 canciones, cuáles preferían escuchar. Este fue el resultado:

Nessun dorma, de Pavarotti, fue la más elegida para acompañar la comida italiana. En general, Feeling good, de Nina Simone y, One for my baby, de Frank Sinatra, siempre ocuparon los tres primeros puestos, con independencia de la clase de comida que evaluaran los participantes. Pero la mayor sorpresa fue que Baby, de Justin Bieber, acabó más o menos en el último lugar.

Con esto se concluye, que sea cual sea el tipo de comida, los clásicos tranquilos y armoniosos siempre son una buena opción a considerar. Además, en este otro estudio se determinó que los clientes que cenaban con música clásica eran propensos a dejar más propina.

Música de fondo para restaurantes fast food

Llegados a este punto ya tenemos claro que la música debe adaptarse a la propuesta de valor del restaurante. Y nadie acude a un fast food a deleitarse con la comida y pasar horas sentado a la mesa. Queremos llegar, pedir lo más rápido posible, comer, llenarnos el estómago, e irnos.

Y debe ser así, un fast food vive del volumen de ventas, a veces incluso tirando mucho de promociones. No tanto del margen de beneficio, y por tanto necesita una mayor rotación de mesas que un restaurante tradicional.

Los sentimientos alegres aumentan el apetito. Y la música que mejor acomete este objetivo es la música pop. Esta música hará que tu cliente coma más animado a la vez que evita que se relaje y que se quede en la mesa más tiempo del necesario.

Música de fondo para restaurantes cafeterías

En estos casos, hay que tener en cuenta que el cliente no suele acudir por la comida. Va buscando más bien un sitio agradable donde pasar un rato relajado con sus amigos, citas, compañeros de trabajo, o incluso a leer o trabajar.

Aquí la música no juega un papel tan importante. Lo que sí es fundamental es que no perturbe esa tranquilidad, ni desvíe el foco de atención de lo que el cliente está haciendo en ese momento, ya sea leer el periódico o charlas con amigos. 

Canciones muy conocidas y canciones con letra pueden no servir bien a estos propósitos, por lo que en este caso, recomendamos música ambiente del tipo acid jazz, deep house o instrumental. Este tipo de música es capaz de generarte un estado de ánimo alegre sin llegar a captar demasiado tu atención, permitiéndote disfrutar mejor de las conversaciones que puedas estar teniendo.

musica de fondo para caferias

Recuerda, cuando decidas qué música poner en tu local, no lo hagas pretendiendo hacer descubrir a tu clientela las últimas novedades y lanzamientos. Para eso ya están las discotecas, los bares de copas y los propios algoritmos de Spotify. Adapta la música a la propuesta gastronómica de tu restaurante y darás a tus comensales un pequeño plus en su experiencia a la hora de recordarte y recomendarte.

¿Qué te ha parecido este artículo? Si te ha gustado siempre puedes dejarnos un email y te iremos enviando un resumen de todos los artículos que publicamos en el blog de nuestra web.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.