cómo montar una dark kitchen

Cómo montar una dark kitchen

¿Alguna vez te has planteado cómo montar una dark kitchen? No nos extraña: este tipo de cocinas son el alma del delivery. Por eso mismo son una de las últimas y más poderosas tendencias del canal Horeca. Y si no que se lo pregunten al chef Dani García con su nuevo y exitoso negocio La Gran Familia Mediterránea.

Lo primero que tienes que hacer para incluir en tu local el servicio de comida a domicilio es informarte a fondo sobre todo lo que implica este modelo de negocio. En este punto, te será de gran ayuda saber qué es y cómo montar una dark kitchen. Con mucho gusto, resolveremos aquí estas y otras preguntas. ¡Comenzamos!

Qué es una dark kitchen

En pocas palabras, una dark kitchen (también llamada ghost kitchen o cocina fantasma) es un restaurante que únicamente ofrece servicio delivery take awayEs decir, no se puede comer en dicho local, ya que no cuentan ni con mesas ni camareros.

Si bien no es algo exclusivamente nuevo, la generalización del fenómeno dark kitchen en España es bastante reciente. Otros países, como China o Reino Unido, nos llevaban la delantera, pero la crisis del coronavirus fue lo que dio el impulso definitivo a esta tendencia.

Consustancial a su esencia, la cocina fantasma solo utiliza canales de venta digitales para trabajar. Esa digitalización conlleva ventajas como una apertura más rápida, ahorro de costes y posibilidad de llegar a un público muy amplio. 

Cómo debes montar una dark kitchen

Diseña tu plan de negocio

Siempre que hablamos de cómo montar una dark kitchen, el primer paso siempre debe ser una planificación minuciosa. Entre los aspectos que debes tener en cuenta antes de lanzarte a implementar este tipo de negocio están los siguientes:

  • Tipo de comida, nicho de mercado y target en el que te vas a especializar.
  • Uso de un sistema de pedidos online propio o de terceros.
  • Funcionamiento de tu línea productiva desde que el cliente hace el pedido hasta que recibe la entrega.
  • Cuestiones presupuestarias (lanzar una dark kitchen cuesta, por lo general, unos 20 000 €).
  • ¿Qué tipo de restaurante fantasma quieres tener? Puede tratarse de una cocina compartida (con otras empresas de restauración), emergente (forma parte de un restaurante físico) o de nueva inversión (desde cero). 

Alquila un local apropiado

A la hora de encontrar un alquiler para tu dark kitchen, no necesitas que el local se encuentre en una zona céntrica o concurrida. Eso sí, es muy importante que esté situado en un área de fácil acceso rodado (piensa en los proveedores y en tus propios repartidores).

cómo montar una dark kitchen

Mucho ojo con los requisitos legales y administrativos

Para trabajar legalmente y evitar multas es necesario disponer de una licencia de dark kitchen. En particular, es necesario contar con: 

  • Licencia de Actividad
  • Certificados de salubridad e higiene.
  • Seguro de responsabilidad civil.
  • Alta en IAE y en el Registro de Empresas.
  • Certificado de manipulación de alimentos. 
  • En su caso, también puede ser necesario gestionar la licencia de obra.

Adquiere el equipamiento

Aunque no precisarás de equipamientos para albergar comensales, sí vas a necesitarlos para preparar y enviar la comida que preparas (refrigeradores, hornos, packaging, servilletas, uniformes, motos…). Recuerda que su cantidad y dimensiones deben ajustarse al espacio y características técnicas de tu local.

Contrata al personal

No podríamos conseguir montar una dark kitchen si no contásemos con el staff apropiado. Gerente, jefe de cocina, cocineros, limpiadores y repartidores son los perfiles profesionales indispensables en esta clase de restaurantes.

Si te da algo de vértigo contratar a tus propia flota de reparto, nuestro sistema de pedidos te proporciona una herramienta eficaz para gestionarlos.

Promociona tu dark kitchen

Como en cualquier negocio de restauración, la promoción es vital para dar a conocer la existencia y especialidades de tu dark kitchen. Exprime a tope los canales de comunicación propios del marketing digital (perfil de Google My Business, página web, redes sociales, blog, newsletters…) y tradicional (radio, flyers, vallas publicitarias…) para hacerte hueco en el mercado.

Elige tu sistema de pedidos online

En el fondo, montar una dark kitchen se parece bastante a la creación de cualquier comercio electrónico de producto físico (con ciertas peculiaridades claro está). Por eso, la digitalización es decisiva para el éxito del negocio.

Para que crear una dark kitchen en España te salga verdaderamente rentable, tu mejor opción es apostar por tu propio sistema de pedidos online. Así, no solo te ahorrarás las elevadas comisiones derivadas de las apps de terceros, sino que tu base de clientes seguirá siendo exclusivamente tuya.

Entre otras muchas ventajas, disponer de tu propia app para dark kitchen te permite atender a tus clientes de forma rápida y efectiva. Además, es una herramienta perfecta para potenciar tu branding y automatizar tus estrategias de marketing.

Una vez aclarado qué es y cómo montar una dark kitchen, solo queda ponerse manos a la obra para convertir tu cocina fantasma en toda una realidad. Con nuestra app ReadyMe tienes todo lo que necesitas para ello: una plataforma de pedidos online con sistema multimarca para marcas virtuales. ¡Y puedes utilizarla aunque no tengas ni idea de tecnología o diseño web!

Prueba el sistema de pedido multimarca propio de tu Dark Kitchen

Deja que tus clientes pidan lo que quieran, de todas tus marcas, en el mismo pedido.

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!